La persona madura tiene el corazón duro como el diamante y suave como la flor – Octubre 2018

La persona madura tiene el corazón duro como el diamante y suave como la flor - Octubre 2018

Translated into Spanish by Iliana Toussieh

Original recording, click here.

Aum

Gurur Brahma Gurur Vishnu
Gurur Devo Maheshvaraha
Guru Saakshaat ParaBrahma
Tasmai Sri Gurave Namaha

Omkara Roopini Maata
SriVidyaya Pradayini
Karuna Saagara Devi
Gurumaata Prasidathu

Muy buenos días. El Hunnime Nudi de hoy es una visión especial. No hay problema si no puedes ver la vida de manera infinita, pero ve la vida como algo fugaz, algo que es efímero en cada momento. Esta es otra de las maneras en las que uno puede ver la realización. Veamos una nueva sabiduría, una nueva visión, una nueva percepción. Permitámonos disfrutar el sabor de la libertad, el sabor del desapego. Veremos cómo transformar tu miseria, cómo cambiar la cualidad de tu dolor. Acepten la miseria, acepten el dolor. Primero comprende aquello que no eres, primero comprende el maya, comprende el mundo antes de comprender a Dios. Hoy estamos viéndolo desde una nueva perspectiva. En esta ocasión no estoy diciendo que la vida es infinita, que la vida es ilimitada - no, no estoy hablando de ello, sino que nos iremos hacia lo básico. Recuerda que lo más fundamental es ser. La vida existe a través de la dualidad. Dvaita está ahí, la dualidad está ahí. La vida es un ritmo, un ritmo entre los opuestos. Acéptalo. Es de ésta manera que la vida es música verdadera. Tu no puedes estar feliz eternamente. No puedes estar feliz todo el tiempo pues de ser así la felicidad perdería su significado. No puedes estar en armonía ni en equilibrio todo el tiempo pues te volverías inconsciente de la armonía, del equilibrio. Entiéndelo de esta manera.

Antes de hablar de la dicha, entiende que después de la armonía tiene que venir la discordia una y otra vez, y que después de la felicidad tiene que venir la infelicidad. Recuerda que cada placer tiene su propio dolor y que cada dolor tiene su propio placer. Cuando dvaita, que es la dualidad, se comprende, se está en advaita,  que es la no-dualidad. El advaita, la no-dualidad, el conocimiento máximo, es la comprensión de la dualidad. A menos que uno comprenda la dualidad de la existencia, uno se mantiene de manera innecesaria en la miseria. Acepta la totalidad con todas sus agonías y todos sus éxtasis. No anheles lo imposible. No desees que sólo haya éxtasis y que no haya agonía. El éxtasis no puede existir por sí mismo, necesita un contraste. La agonía se vuelve el pizarrón, y el éxtasis se vuelve muy claro y sonoro. Hijos queridos, en la oscuridad de la noche se ven las estrellas brillantes y entre más oscura sea la noche más brillantes serán las estrellas. En el día no desaparecen las estrellas, lo que ocurre es que se vuelven invisibles - no las puedes ver porque no hay contraste. Esto es muy importante. Si piensas en la vida sin la muerte, se volvería un dolor inaguantable, sería una existencia inaguantable. Sería imposible vivir si no hubiera muerte. La muerte define a la vida, le da a la vida cierta intensidad que se debe a la fugacidad de la vida, y comprendido así, cada momento se vuelve precioso. Pero si la vida es eterna, ¿a quién le importaría? Uno puede estar eternamente esperando el mañana y entonces ¿quién estaría viviendo ahora y aquí? Dado que en el mañana está la muerte nos vemos forzados a vivir ahora y aquí. Tu tienes que echarte un clavado hacia el momento presente, tienes que ir a su profundidad máxima, porque quién sabe si para ti venga o no venga el siguiente momento.

Hijos queridos, al ver este ritmo uno está en calma, uno está tranquilo con cualquiera de los dos. Si viene la infelicidad, dale la bienvenida. Si viene la felicidad uno le da la bienvenida. Dale la bienvenida a los dos sabiendo que son socios, que son compañeros en el mismo juego. Esto es algo que tenemos que estar recordando continuamente, no solamente un día, ni solamente en el Hunnime Nudi. Recordemos que el dolor y el placer son compañeros en el mismo juego. Si este se vuelve un recuerdo fundamental, tu vida tendrá un sabor totalmente nuevo - tendrá el sabor de la libertad, el sabor del no aferrarse, el sabor del desapego y entonces te podrás mantener quieto con lo que sea que se presente. Podrás mantenerte en silencio y en aceptación con lo que sea que surja. La persona que es capaz de mantenerse quieta, que acepte el dolor, la frustración y la miseria, podrá transformar la cualidad de la miseria en sí misma, podrá transformar la cualidad del dolor en sí mismo. Para este tipo de persona la miseria también se vuelve un tesoro, incluso el dolor le aporta fortaleza y agudeza. Para este tipo de persona incluso la oscuridad tiene su propia belleza, la belleza tiene su propia profundidad y su propia infinitud. Para esta persona incluso la muerte no es el final sino sólo el comienzo de algo desconocido. Algo vendrá después de la muerte, no tengan miedo. Esta es la madurez del espíritu. Esta es la cualidad de la persona madura.

Las cualidades de las personas maduras son muy, muy extrañas. Primero que nada, las personas maduras ya no son personas, ya no son el Ser, tienen presencia pero ya no son una persona. Siente la presencia en cada momento. En segundo lugar, son personas simples e inocentes como los niños. Por eso les he dicho que las cualidades de las personas maduras son muy raras, esto se debe a que la madurez da la sensación de que ha experimentado, puede ser que ha envejecido físicamente pero espiritualmente es como un niño inocente. Su madurez no es solo la que se obtiene al experimentar la vida pues con ello no necesariamente sería como un niño, no necesariamente sería una presencia - puede que sea una persona experimentada, una persona con conocimiento, pero no una persona madura. No todas las personas que tienen conocimiento son personas maduras. La madurez no tiene nada que ver con las experiencias de tu vida. Recuérdalo bien: la madurez no tiene nada que ver con las experiencias de tu vida sino que tiene que ver con tu viaje interno. Tiene que ver con tu experiencia de lo interno. Recuerda que entre más profundamente entre una persona dentro de sí misma, más madura será. Cuando haya alcanzado el centro del Ser será perfectamente maduro. En el momento en el que desaparezca la persona sólo permanecerá la presencia. Esto es muy importante. La persona debe desaparecer y sólo debe permanecer la presencia, la presencia de tu Ser. El Ser desaparece y sólo permanece el silencio. Desaparece el conocimiento y solo permanece la inocencia. Para mi la madurez es sólo otro nombre para hablar de la realización, kanda. La madurez quiere decir que has llegado a satisfacer tu potencial, se ha vuelto verdadero. La semilla ha atravesado un largo viaje y ha florecido. La madurez tiene fragancia y le da tremenda belleza al individuo, le da inteligencia y agudeza. La da una inteligencia positiva. Lo vuelve nada más amor. La madurez es amor. Su acción es amor. Su inacción es amor. Su vida es amor. Su muerte es amor. Una persona madura es una flor del amor. No des definiciones de la madurez, diciendo que son personas infantiles. La madurez no quiere decir que ya no seas inocente debido a que has madurado a través de las experiencias de la vida. Las personas dicen que si eres madura entonces las personas no podrán hacerte trampa, que no podrán explotarte, o dicen que hay dentro de ti algo sólido como una piedra sólida, o que hay en ti una protección o un sentido de seguridad. Este tipo de definición es muy ordinaria y muy mundana. Claro que en otros mundos encontrarás a personas maduras de este tipo pero la forma en la que yo veo la madurez es totalmente diferente pues es diametralmente opuesta a esta definición mundana.

La madurez de la que yo estoy hablando no te convertirá en una piedra sino que te volverá muy vulnerable y muy suave, te hará tan sencillo. La madurez del espíritu es tocar tu cielo interno.

Vajradapi kathorani, Mriduni Kusumadapi 

Eres como un diamante y también suave como una flor. Tu corazón es duro como un diamante y también suave como una flor. Una vez que te asientes en tu cielo interno has encontrado tu hogar. Entonces surge una gran madurez en tu acción, en tu comportamiento y entonces lo que sea que hagas contiene gracia. Entonces lo que sea que hagas es un poema en sí mismo. Entonces tu vives la poesía. Tu caminar se vuelve una danza, tu silencio mismo es una poesía viva, tu silencio se vuelve música. Aquí la madurez quiere decir sabiduría, la sabiduría que está más allá de la dualidad. Ir más allá no es el objetivo sino que es la consecuencia, no es un trabajo sino que es una consecuencia. La madurez quiere decir que has llegado a casa, que ya no eres un niño que tiene que crecer pues ya has crecido, has alcanzado tu más alto potencial. Por primera vez y de manera muy extraña, no eres y eres. No estás en tus ideas, en tus comprensiones, ni en las imaginaciones viejas de tu vida. Todo eso ha desaparecido y en ti ha surgido algo absolutamente nuevo y virgen que ha transformado tu vida entera en alegría. Entonces te has vuelto un extraño para el mundo de la miseria. No creas miseria para ti mismo ni para ningún otro. Esa es la madurez. Es cuando vives tu vida en libertad absoluta sin tener ninguna consideración por lo que dirán los demás. Esto lo he repetido en tantos satsangs: las personas que siempre están considerando a los demás y las opiniones de los demás son personas inmaduras pues dependen de las opiniones de los demás. Este tipo de personas no pueden hacer nada de manera autoritaria. No pueden decir lo que quieren con honestidad porque dicen lo que los demás quieren escuchar.  Es como cuando cultivan algo sólo cuando están en el ashram, o solo cuando están en Gudda. No cultiven este hábito. Les voy a dar un ejemplo. Los políticos dicen las cosas que ustedes quieren escuchar. Ellos prometen las cosas que ustedes quieren. Pero los Gurús no son así. Los Gurús no te prometerán nada. Los políticos saben perfectamente que no podrán llevar a cabo las promesas que hacen ni tienen la intención de hacerlo. Pero si ellos honestamente dijeran exactamente cuál es la situación y si te dejaran claro que muchas de las cosas que estás pidiendo son imposibles y que no se llevarán a cabo, entonces a ellos se les echaría de sus posiciones de poder. Tu no elegirías a un político que fuera honesto. Es un mundo muy raro hijos. El mundo es casi como un manicomio, una casa de locos.

Es por ello que tu debes ponerte alerta y consciente de tu Ser interior. Tu estás bendecido, están bendecidos queridos hijos. La biología es tu naturaleza y no tiene más que compasión hacia ti. Te ha dado todo lo posible que es necesario para que puedas ascender más alto para alcanzar un estado súper natural. Hijos queridos estas palabras que les estoy diciendo en realidad son para las parejas que están recién casadas. Recuerden que el niño es un huésped que viene de lo desconocido. Uno tiene que ser respetuoso hacia el huésped. Los padres que no muestran respeto hacia sus hijos seguramente destruirán sus vidas. Tu respeto, tu amor y tu gratitud de que ellos los hayan elegido a ustedes como sus padres recibirá a cambio el respeto más profundo, con más gratitud y con más amor.

Hijos queridos, sus días han pasado, ¿qué importa si el futuro va en tu contra? El futuro son los hijos. ¿Qué has obtenido de tu pasado? Tu estás vacío y eres un limosnero, ¿acaso también quieres que tus hijos estén vacíos y que sean limosneros? Eso es lo que todo padre está tratando de hacer. Están tratando de reproducir copias de carbón de sí mismos. Recuerden que la existencia acepta sólo a los originales. Incluso mis nietos y mis hijos se comportan como yo. Pero yo veo únicamente la autenticidad en ellos, veo en ellos alguna cualidad especial que yo no tengo. Si cada generación se comporta con respeto y amorosamente hacia los niños y les da la libertad para crecer, desaparecerá toda esta tontería de la brecha entre las generaciones. Si respetan a sus hijos, si son amigos de sus hijos entonces la brecha generacional no existe. Si no los respetas entonces existe la brecha generacional. Yo creo que mis hijos piensan como yo pienso. El amor verdadero, la relación, comienza con los padres y también termina con ellos completando un círculo. Si en alguna parte se rompe el círculo, todo tu ser permanecerá inquieto. Uno se siente tremendamente feliz cuando uno puede comunicarse con sus propios papás. Esa es la cosa más difícil del mundo debido a que la brecha es tan grande. Ándenle, rellenen la brecha.

Los amo, los amo, los amo.

Cuídense.

Leave a Reply

Your email address will not be published.